Aros para bombillas Led dicroicas

¿Qué es y de dónde viene la tecnología LED?

En los últimos años se ha ido haciendo habitual el consumo de bombillas LED en los hogares. En este artículo podrás conocer esta tecnología y qué es lo que diferencia a estas lámparas de las demás y entenderás por qué en Ledviled somos líderes del sector.

Algo parecido a lo que conocemos hoy día como lámparas LED fue desarrollado en 1962. En 1990 se fabricaron los primeros LED de color azul, después se comenzó a fabricar LED de luz blanca. El gran desarrollo de esta tecnología ha hecho de estas bombillas led la mejor alternativa a otras tecnologías tradicionales como la luz incandescente, la luz de neón y al fluorescente en muchas áreas. Por lo que otras tecnologías ceden paso a la tecnología LED por los grandes beneficios que ofrecen estas bombillas como son el ahorro energético, el coste, el tiempo de duración y que son respetuosas con el medio ambiente.

LED viene de Light Emitting Diode lo que traducido al español es diodo emisor de luz. Son dispositivos semiconductores de estado sólido de gran resistencia, que al recibir una corriente eléctrica de muy baja intensidad, emiten luz de forma eficiente y con alto rendimiento. Son capaces de convertir energía eléctrica directamente en luz.

El interior de un LED es un pequeño semiconductor encapsulado en un recinto de resina de epoxi. Esto hace que la nueva tecnología LED, frente a otras, no tenga filamentos u otras partes mecánicas sujetas a roturas o a fallos por "fundido".No existe un punto en el que las bombillas LED dejen de funcionar, sino que su degradación es gradual a lo largo de su vida al contrario de otras que puede romperse o fallar.

La vida útil de una lámpara LED es hasta 30 veces más que una lámpara incandescente, 30 veces más que la de un tubo fluorescente, 25 veces más que la de un halógeno y 3 veces más que la de una lámpara de bajo consumo. Se considera que cuando una lámpara LED llega aproximadamente a las 50.000 horas es cuando su flujo lumínico empieza a decaer por debajo del 70% inicial. Por lo que si deja de comprar una bombilla LED tendrá que comprar 25 halógenos convencionales para llegar a las 50.000 horas de luz o lo que es lo mismo habrá comprado hasta 25 halógenos convencionales antes de sustituir una bombilla LED equivalente.El consumo de 50.000 horas es equivalente aproximadamente a unos 6 años dándole uso las 24 horas diarias de los 365 días al año. Por lo que está claro que obtenemos una ventaja económica ya que ahorramos en costes si elegimos por una bombilla LED en vez de por otras lámparas convencionales.

Otra de las características de esta tecnología LED es la naturaleza del encendido. Esta lámpara se enciende instantáneamente al 100% de su intensidad sin parpadeos ni periodos de arranque e independientemente a la temperatura. Otros sistemas se van degradando por el número de encendidos y las bombillas LED no, siempre se encienden igual.

Por otro lado, los dispositivos LED son respetuosos con el medio ambiente ya que no contienen mercurio, son más duraderos, ahorran gran cantidad de energía y reducen la contaminación lumínica.