Los tubos de led son la mejor
opción para sustituir a los clásicos tubos fluorescentes. Son ideales para
iluminación de garajes, oficinas, hospitales, etc. ya que tienen una extensa
apertura, su luz es direccional y es fácil adaptarlos en cualquier ambiente.
Con los tubos de led se consigue
un gran ahorro, además de por el consumo eléctrico, por el mantenimiento,
debido a que los tubos fluorescentes duran aproximadamente unas 8.000 horas y
los tubos de led unas 50.000, con lo que por cada tubo que se sustituyera de
led, tendrían que sustituirse 6 fluorescentes.

Además contribuyen a la conservación del medio ambiente, ya que no contienen
mercurio, no emiten radiaciones ultravioletas ni dióxido de carbono y evitan
que las personas sufran inconvenientes por la radiación uv como puede ocurrir
con las luces halógenas.

Ledviled pone a su disposición una inmejorable oferta de tubos de led
transparentes de 600 mm y 1500 mm.  Pinche
aquí para comprobarlo.