Ledviled contribuye con sus productos de iluminación de leds a la mejora del medio ambiente debido a su escaso o reducido consumo energético. Si una bombilla tradicional (halógena o incandescente) tan sólo convierte en energía lumínica un 20% del total de energía que consume (el resto es calor en un 80%), los LEDs convierten en luz el 90% de la energía que consumen, siendo tan sólo calor el 10%. Ello supone que la cantidad de energía necesaria para producir la misma cantidad de luz es increíblemente menor.

El uso de LEDs en iluminación, por tanto, reduce las emisiones de CO2 a la atmósfera, ya que hace falta producir menos energía eléctrica frente al uso y consumo energético de las bombillas tradicionales. No emiten rayos ultravioleta o infrarrojos.

Las lámparas led son reciclables y no contaminan al medio ambiente. Cumplen con la directiva ROHS, es decir no contienen plomo, mercurio, cadmio, Cromo VI, PBB ni PBDE. Las lámparas de sodio contienen mercurio y las lámparas fluorescentes también, además emiten ondas electromagnéticas dañinas para la salud.

Si nos concienciáramos de ésto y toda la población mundial hiciera el cambio de bombillas incandescentes a bombillas de leds, las emisiones de CO2 bajarían tanto, que entonces sí que podríamos decir que nuestros hijos vivirán en un planeta mucho menos contaminado. Crees que vale la pena?

En www.ledviled.es podeís encontrar todo tipo de artículos de iluminación led.

Share This