Focos led 20 watios blanco calidoEs bien sabido por todos que la tecnología LED es relativamente nueva, el primer LED se creó en 1927 aunque no se comenzó a utilizar de forma industrial hasta la década de los sesenta y sólo disponible en escasos colores. Es una tecnología llena de ventajas y cada vez un elemento más estandarizado y utilizado en nuestra vida cotidiana.

En concreto, los focos LED suponen un gran ahorro tanto energético (consumen hasta un 70 % menos de electricidad), ya que con una mínima parte de la potencia de un foco normal, ya sea de bajo consumo o halógeno, los focos LED son capaces de proporcionar gran cantidad de luminosidad. También es ventajosa como inversión, ya que aun siendo de un coste más elevado que la iluminación tradicional, los focos LED suponen un ahorro exponencial en la factura del consumo eléctrico, y esta inversión es rápidamente amortizada.

Además de todo esto, los focos LED ofrecen una gran vida útil. Son respetuosos con el medio ambiente, ya que no están diseñados ni fabricados con ningún tipo de material o componente tóxico y algo importante y a destacar es que los focos LED no se calientan. Esta última característica es realmente interesante ya que nos permite tener gran cantidad de luz en cualquier lugar, sin importar que ocurra algún tipo de accidente debido a las altas temperaturas de los focos tradicionales.

Dentro de los tipos de focos LED que podemos encontrar podemos hablar de focos LED exterior y focos LED interior.

Los focos LED exterior son ideales por la sencilla razón de que su luminosidad en exteriores es perceptible al ojo humano tanto de día como de noche, en cualquier condición climática, lo cual la hace siempre presente y cumple con creces su función de iluminar, sea la hora del día que sea. Los focos LED exterior los podemos encontrar ya en terrazas, parkings, jardines, piscinas, etc. Si hay algo que realmente ilumina a un bajo coste son los focos exterior LED.

Los focos LED interior tienen tantas utilidades como se les quiera dar, es decir, infinitas. Nos ofrecen luminosidad para todos los gustos, en cualquier rincón de una zona interior y sin perder ni un ápice de efectividad. Tanto los focos LED interior como los de exterior se pueden encontrar como focos LED empotrables. Los focos empotrables LED nos permiten con la máxima discreción iluminar hasta el último rincón de una zona tanto exterior como interior, de manera que así no supone un obstáculo ni físico ni visual. Cuestión de gustos. Un ejemplo de focos LED interior y empotrables sería el de un foco LED o tira led situado en la parte interior superior de un armario para poder tener una mejor visión de éste y su contenido. También podemos encontrarlas actualmente en baños, donde siempre nos ofrece un aspecto moderno y agradable debido a su amplio rango de luminosidad. Y en cualquier habitáculo del hogar, existen una gran cantidad de luminarias LED con las que conseguir una magnífica iluminación a un bajo coste.

Share This