El uso de bombillas halógenas ha gozado desde hace mucho tiempo de gran popularidad en
cualquier tipo de hogar, ya que esta fuente lumínica ofrecía la potencia y
estabilidad para iluminar todos los lugares. Sin embargo, la aparición de la
bombilla dicroica de leds está desplazando rápidamente a los tradicionales
focos halógenos, ya que sus ventajas son insuperables para cualquier otro tipo
de lámpara.

Como buenas representantes de la tecnología LED, las bombillas dicroicas
ofrecen un haz de luz de gran potencia y estabilidad, algo que debe unirse a un
consumo muy reducido gracias a su eficiencia energética. Además, como todos los
productos que cuentan con cualquier tipo de LED, estas bombillas no se
calientan excesivamente como las tradicionales, algo que evita el deterioro de
los lugares donde se instalan y que, además, alargará la vida útil de las
lámparas. Esta es otra de las ventajas de la tecnología LED para las bombillas
dicroicas, ya que muchas de estas lámparas pueden funcionar durante sin
problemas durante más de 50.000 horas.

Pero atendamos al ahorro que puede suponer en un hogar la sustitución de
lámparas halógenas por una bombilla dicroica de  leds. Para ello basta con coger de ejemplo un
salón de medianas proporciones que emplée para su iluminación 10 focos
halógenos de 50 W. Estas lámparas podrían ser sustituidas por la misma cantidad
de bombillas dicroicas de tecnología LED que cuenten con una potencia de 7,5 W.
Los resultados son evidentes, ya que el consumo energético para mantener las
mismas condiciones lumínicas asciende hasta los 500 W en el caso de los
halógenos, mientras que el consumo de las nuevas lámparas dicroicas LED se
queda en los 75 W.

En resumen, para reducir el consumo energético de su hogar, las lámparas
dicroicas LED son una de las mejores elecciones, ya que su vida útil, potencia
lumínica y, de forma muy especial, su consumo energético son inigualables por
cualquier otro tipo de bombilla que pueda encontrar en la actualidad.

Share This