Bombillas Led Wifi

Si nos lo llegan a decir hace unos años igual ni nos lo creemos… Las nuevas tecnologías ya pueden llevar el apellido Smart y permiten asociarse a los sistemas de iluminación en casa.

¿Cómo funcionan estas bombillas smart (o bombillas conectadas)? Y sobre todo… ¿qué puedo hacer con una bombilla conectada?

Ventajas de las bombillas conectadas

Estas nuevas bombillas nos permiten más control y posibilidades. Si partimos de la base de que son conectadas, podemos encontrar la principal virtud de estas bombillas avanzadas respecto a las tradicionales, bien sean bombillas de LED o de bajo consumo.

Las bombillas LED conectadas pueden conectarse a la red domótica de casa o la conexión WiFi para que puedan ser comunicadas por mandos, por sistemas de control domóticos o por smartphones. Gracias a este tipo de conexión, tenemos la posibilidad de controlar a distancia cualquier parámetro que deseemos. Partiendo de esta base podemos encontrar muchas más posibilidades de configuración

Las bombillas LED conectadas son caras, y además disponen de una menor variedad en diseños que otras bombillas, pero siempre se puede destinar el uso de bombillas inteligentes para usos concretos y para unas estancias específicas

Y es que existen situaciones o estancias donde el uso de una bombilla conectada puede ser más que eficiente, como dejar listo un sistema de aviso de presencia dentro de una casa para cuando nos vamos de vacaciones. Opciones, mil…Todo depende del uso y de las necesidades que tengamos.

Podemos usarlas como simple sistema de comodidad y que se enciendan o se apaguen dependiendo de la presencia de alguien en la estancia, podemos regular la intensidad dependiendo de la luz que proviene del exterior, o podemos darle a una misma estancia un ambiento distinto dependiendo del momento

Diferencias entre bombillas LED conectadas

Como cualquier inicio, existen muchas dudas como la correcta configuración de las bombillas LED conectadas, y de si las que estamos comprando son las más adecuadas.

Todas las bombillas LED conectadas disponen de tecnología para poder comunicarse, pero hay muy pocas que no dependen de un centro de control compatible. Por tanto, el cliente debe tener en cuenta el estándar de comunicación .

La versión más extendida ahora mismo dentro de los nuevos protocolos de comunicación es el sistema Zigbee, un sistema abierto y energéticamente muy eficiente, además de disponer de un con excelente alcance.

Otra alternativa es el Z-Wave, aunque es incompatible al sistema Zigbee. Esto ha provocado que se opten por integrar ambas soluciones en sus centros de control.

La tercera vía es la conectividad WiFi, aunque debemos advertir que su eficiencia energética en menor.

En cualquier caso, la implementación que realizan algunos fabricantes de las especificaciones no siempre son las ideales y podemos encontrarnos con modelos que a pesar de usar el mismo protocolo no funcionan con otros sistemas de terceros que en teoría sí que deberían funcionar.

Durante estas próximas fechas, donde existirán más dispositivos conectándose entre ellos y a Internet, se centrarán esfuerzos por encontrar caminos comunes estándares.

No te quedes atrás y comienza a descubrir las múltiples ventajas que te pueden ofrecer las bombillas LED conectadas.

CLOSE
CLOSE